3,5 millones de dólares por una botella de tequila:

Por: Manuel Yáñez

La botella de tequila más cara del mundo es conocida como “Diamond Sterling” y fue coronada como tal por el libro Guinness de los Récords. El diseño de esta botella es una joya. Realizado por el mexicano Fernando Altamirado y traído a la realidad por Ami Mesika, fue concebido para el lanzamiento del Tequila Ley 9.25, que puede presumir ser uno de los mejores tequilas de México.

Con 7 años de edad, la calidad de este licor mexicano es excelente. Es destilado en la “La Capilla”, hacienda famosa por que otra de sus creaciones fue vendida en 222.000 dólares en 1996.

`The Diamond Sterling´, una botella única en el mundo, pesa más de seis kilos. Esto no sorprende al saber que está hecha de platino puro y cerámica, incrustada con más de  4mil diamantes importados de Israel. Su diseño, realizado por Fernando Altamirano, fue trabajado por 14 artesanos de distintas áreas. Manos de ceramistas, joyeros, montadores y personal de producción trabajaron por más de 10 meses para finalizar la fabricación de la botella.

La realización estuvo a cargo de José Dávalos Mejía y José Dávalos Huerta, de la joyería Industrias J.D y el motivo principal que se encuentra en el centro de la botella fue realizado por el pintor Alejandro Gómez Oropeza.

Se hizo primero una pieza en cera, después se vació una pieza plata en la que se fue forjando el platino, este se superpuso a la plata que después fue retirada. Este proceso fue muy complicado pues el platino es extremadamente difícil de manejar.

La producción de este tequila es un muy buen ejemplo del gran trabajo artesanal que se realiza en México. Esta vez estuvo a cargo el maestro tequilero Marco Antonio Casas Salas