EL LUGAR PREDILECTO PARA BEBER AGUA DE VIDA

Foto Alex López 

Llegar a Wallace es adentrarte a un mundo de conocimiento enfocado al whisky, ya que el tener más de 150 etiquetas, entre bourbon, scotch o single malt hacen que sea un pub único en la Ciudad de México.

Este lugar surgió hace cuatro años por la inquietud de tener la mejor carta de whiskys a nivel nacional. Un concepto de bar diferente ambientado en una casa de ladrillos, con arcos y madera oscura. Sus salones privados, sus butacas de cine antiguo, su mesa de billar y la cava donde tienen resguardado lo más representativo y antiguo de este destilado, ya que conservan una etiqueta desde hace más de 38 años. Contiene gabinetes para que los clientes más asiduos personalicen su cava.

Esta casa tiene más de 78 años y es una de las primeras en la Condesa. Está decorada con muebles vintage y litografías que nos remiten a otra época.

Su historia comienza con cuatro amigos expertos en whisky, tres argentinos y un mexicano que recorren toda Europa y encantados por el ambiente de un bar escocés, deciden asociarse para traer el concepto de tabernas escocesas tradicionales y lo adaptan en una casa estilo californiano. Inspirados también por el libertador escocés que luchó para independizarse de la corona británica, Richard Wallace, de ahí el nombre que le ponen a este lugar.

Envuelto en una atmósfera de jazz, blues y música electrónica, su esencia radica en hacer que te sientas perfectamente cómodo. No es el típico bar en donde la gente no se comporta. Todos los que trabajan en Wallace están capacitados para atender bien a la gente y que proporcionen un buen servicio.

This slideshow requires JavaScript.