“World Class” Conoce a los semifinalistas de México

Por Hilda Delgadillo

La Casa Prim, ubicada en la Colonia Juárez fue el escenario para la semifinal de esta competencia.  En esta competición seleccionaron al bartender que representó la coctelería y tradiciones de nuestro país. Los participantes dan vida a una nueva generación que está transformando la nueva cara de la coctelería nacional, además de las nuevas tendencias en la industria que definirán el Fine Drinking en México por los próximos años, conceptualizaron y crearon su propio bar para competir entre ellos.

Luis Franklin

IMG_4101Originario de Michoacán, Luis estudió gastronomía y turismo en Los Cabos. Su sueño era ser un buen chef. Sin embargo, un día le solicitaron apoyo para ayudar en la barra del bar donde trabajaba. Fue cuando se dio cuenta de que su camino estaba dirigido hacia las bebidas y solicitó su cambio, se enamoró de la coctelería, de los ingredientes  y de las infusiones. Veía la semejanza entre cocinar y preparar bebidas. Su convicción autodidacta,  hace que siempre esté checando videos de coctelería y recetas nuevas.

Esta fue la segunda ocasión que participó en World Class y su fórmula para esta contienda fue hacer lo que hace todos los días: brindar experiencias a clientes, una experiencia basada en el buen trato, cuidando el más mínimo detalle. La esencia de la hospitalidad,  de servir con confianza y con conocimiento, la adquirió en Limantour, su casa, a la que le tiene un amor profundo, además de un gran respeto.

“Mi experiencia en Limantour ha estado marcada por Ricardo Nava, él fue mi mentor, es un líder y tengo una gran admiración y un gran respeto por él. Es  un ejemplo a seguir en nuestro centro de consumo.” Además de haber estado rodeado por todos sus compañeros  de Limantour, que le brindaron todo su apoyo, Luis demostró que le gustan los retos.

Ismael Martínez

IMG_4294

Su experiencia en Pata Negra, Felina Cocktail Bar y Hanky Panky, donde actualmente está detrás de la barra,  le han dado las bases para competir por tercera ocasión en este World Class. Para Ismael, estos años de experiencia han cambiado su personalidad, ya que antes era introvertido y estar en el mundo de la mixología lo cambió. Ahora es sociable y hospitalario. Una personalidad que nunca llegó a imaginarse.  Le apasiona realizar coctelería y está orgullo de sus raíces.

“Un World Class te cambia la vida, pero a mí me la cambió desde el primer momento en el que me paré detrás de una barra a competir, ese momento me cambió todo. Me cambió como persona, me cambio como bartender.” En esta competencia Ismael se enfocó en homenajear a nuestros antepasados, con un trago simbolizando un sacrificio y una ofrenda que se le ofrece al mundo la hospitalidad de México, además de demostrar los insumos que en ningún otro lugar existen.

“Para la global tenemos que impulsar el producto mexicano y creo que con eso nos puede ir muy bien, porque cuando visitan México quedan encantados y si  les entregas algo de cultura o de historia, se les quedará tatuado en la mente. Además que conozcan nuestra la hospitalidad mexicana”.

Jerzy Mejía

IMG_4053

El toque tapatío de esta contienda lo tuvo Jerzy, ya que su objetivo fue fomentar la cultura mexicana representándola no solo en los ingredientes e insumos en su trago, sino en una propuesta completa que abarcaba parte de la cultura Hiuchol con elementos auténticos de la región de Guadalajara y Nayarit, con los que  fomentó y demostró la pasión por nuestras costumbres y cultura.

World Class es como una selección mexicana, ser parte de estos cinco finalistas sin ser de la CDMX, es una oportunidad muy grande para que la gente voltee a ver a Guadalajara y digan allá también hacen coctelería. Para mí es una plataforma que muestra a mi estado, ante todo el mundo”.

Fátima León

IMG_4012

Para enfrentar un World Class hay que trabajar diario y eso se consigue a largo plazo, así lo demostró Fátima, con un orden minucioso detrás de la barra y una sutileza en cada uno de sus tragos. Trabajó con Mónica Patiño, quién  funcionó como su guía, además de despertar su creatividad, enfocándose  en la coctelería.

Un viaje a Berlín le ayudó a valorar más la cultura mexicana y su experiencia en Fifty Mils terminó por potencializarla para que en esta, su segunda competencia de World Class, fuera la ganadora de esta semifinal y lograra representar a México ante el mundo. Su amigo, jefe y mentor, Mica Rousseau, la ha apoyado para dar el siguiente paso,  ya  que peleará por el título del mejor mixólogo del mundo en la final global que se realizará en agosto próximo.

Con una esencia única, pasión por lo que hace  y un talento indudable, presentó una propuesta en la que demostró su creatividad mediante la investigación. Le gusta visitar restaurantes y viajar para conocer ingredientes y cosas nuevas. Para ganar esta competencia Fátima trabajó en equipo y se inspiró en sus raíces, ya que presentó un cocktail caliente compuesto de té negro con bergamota, que muestra sus inicios en esta profesión.

“Para ganar esta competencia es muy importante que no te olvides de tus raíces, que no te olvides de dónde vienes. Tener humildad, que realmente digas esta soy yo, para poder llegarle a las personas y poder transmitir lo que tú quieres demostrar.”

Su carisma, sencillez y autenticidad hacen que Fátima sea la estrella en estos momentos de Fifty Mils y de todo México. Le deseamos todo el éxito en esta contienda que significa un gran reto, no sólo para ella, sino para nuestro país.