BACARDÍ Legacy: Así se vivió la semifinal de México

Por Ingrid Cubas @ingrid_cb

Así como la gastronomía tiene platillos insignia que definen un momento en la historia, el mundo de la coctelería también posee grandes clásicos que hacen referencia a momentos que cambiaron la forma en que concebimos los tragos en la actualidad. El Daiquirí, que llegó a convertirse en una de las bebidas favorita de Ernest Hemingway compitiendo sólo con el Mojito, o la Cuba Libre, que llegó a pensarse como un trago que invitaba a la unión entre culturas, son tragos emblemáticos que desde su creación nos han fascinado y han encontrado su evolución en otras preparaciones que al igual que los mencionados, se han creado a base de ron. Indudablemente, cuando hablamos de este destilado, la casa que viene a nuestra mente es BACARDÍ cuya historia se remonta a más de 150 años atrás para convertirse en el ron más reconocido del mundo. En este sentido, es natural esperar que la marca fuera inspiración para estas y otras recetas preciadas en cuanto a mixología, por lo que en 2009 se creó el BACARDÍ Legacy Cocktail Competition en Gran Bretaña, logrando posicionarse un par de años después como una competencia global de gran prestigio en la que los mejores mixólogos de alrededor de 30 países compiten con sus mejores tragos para encontrar a aquél que podrá ser un nuevo clásico con miras a convertirse en un legado histórico y cultural del planeta. Hace cinco años que México comenzó a tener una participación destacada en este certamen que entre otras cosas, evalúa la capacidad de reproducir el coctel en distintos rincones del mundo, así como la mezcla de ingredientes que se fusionan en balance perfecto para crear una bebida agradable al paladar, así como la popularidad con que se difunde su creación.

Para ello, los mixólogos participantes se postulan y se realiza un filtro para elegir a los finalistas regionales, quienes hacen uso de su experiencia y creatividad para crear un trago especialmente para la competencia y lo promocionan para evaluar su potencial de convertirse en un legado de la familia BACARDÍ.

El jurado se compone de especialistas en materia de bebidas espirituosas, en esta ocasión quienes realizaron esta función en nuestro país fueron Enrique Comas, Juan Coronado, Max St. Romain y Pablo “Pasti” Mangialavori. Todos ellos cataron los cocteles de Jorge Landeros, Luis Fernando Hernández y Sebastián Fernández para elegir al representante de México en la final mundial a celebrarse el próximo mes de mayo en Alemania.

El primero en presentarse fue el exponente de Dodo Café: Luis Fernando Hernández con su Cocktail No. 5.En 7 minutos narró lo importante que es para él tener un coctel que te anime a estar de buenas, a bailar y disfrutar de la música mientras se bebe un trago como el suyo, con BACARDÍ 8 años, Pedro Ximenez Sherry, jugo de limón agrio, jarabe natural, frambuesas frescas y sal de mar. Una mezcla dulce y delicada, ideal para quienes gustan del sabor de los frutos rojos.

El segundo en participar fue Jorge Landeros con su trago Unión. Proveniente del bar Fifty Mils ubicado dentro del hotel Four Seasons de la Ciudad de México, Jorge ha tenido una gran escuela gracias a que la coctelería de Fifty Mils se caracteriza por su originalidad y atención en los detalles. Con BACARDÍ Carta Blanca, jugo de piña, limón verde, miel maple, licor de hierbas Strega y un escarchado con sal de cítricos formó un coctel decorado con caña de azúcar, balanceado y con una evolución notoria a cada trago. Mientras lo preparaba, Jorge hacía alusión a la unión que busca transmitir con su coctel, compartiendo el equipo que había formado con sus compañeros y a su vez, rivales en esta competencia.

Por último llegó el momento de que Sebastián Fernández participara, con las enseñanzas que ha tenido en la licorería Limantour, emprendió su explicación con Micaela, el coctel para el que mezcló BACARDÍ 8 años, licor amarillo di angostura, jarabe de lemon grass, extracto de jengibre y angostura bitters para decorarlo con una brocheta de dulce de jengibre. Micaela representa esa alegría de la mujer latina, los deseos de bailar e irradiar alegría que se encuentra en cada una de ellas.

Llegó el momento más difícil para el jurado, cuya decisión fue anunciada por Pablo “Pasti” Mangialavori, quien hace un año fue el ganador de la competencia con “The Gest”. Fue así como nos dieron a conocer que el ganador de este año y actual representante de México es Jorge Landeros con su coctel UNIÓN. Le deseamos el mayor de los éxitos y confiamos en que como Enrique Comas exhortó a los presentes, continúe su camino, defendiendo su Legacy Cocktail incluso más allá de la competencia. ¡Felicidades!

Jorge Landeros Unión 2

Compartir nota en

Comentarios