Grand Marnier presenta el Grand Bartenders Book

Fue en 1880 cuando Louis-Alexandre Marnier Lapostolle se dio a la tarea de crear Grand Marnier Cordon Rouge, una deliciosa mezcla de cognac y naranja tropical amarga.

 

Por Ingrid Cubas @ingrid_cb

 

Originalmente llamado Curaçao Marnier, cambió de nombre cuando César Ritz, amigo de Marnier Lapostolle le sugirió el nombre que lleva actualmente, argumentando que un gran licor requería un gran nombre, oponiéndose a la moda francesa de llamar a todo “petit”.

La receta era todo un secreto y su creador guardaba celosamente el origen de la naranja con la que lo elaboraba, se trataba de una variedad proveniente del Caribe científicamente llamada “Citrus bigaradia” que mezclaba con cognacs de gran calidad. Considerado todo un objeto de deseo que se caracterizaba por su exclusividad, hubo quienes se atrevieron a emplearlo en la cocina, dando pie a las exquisitas Crepas Suzette, emblemáticas en la cocina francesa.

Grand Marnier ha sido reconocido por su sabor y calidad al estar presente desde sus inicios en el Hotel Montecarlo y el mismísimo Titanic. Hoy en día, este licor premium mantiene su codiciada receta original y se sigue reinventando a través del empleo del mismo en la coctelería, pues la marca ha dado a conocer la primera edición del Grand Bartenders Book, que se trata de la colaboración de 14 bartenders de la Ciudad de México que crearon recetas con Grand Marnier para dar pie a un libro.

El talento y la creatividad de dichos bartenders fue premiado con la exposición de su obra dentro del libro; sin embargo, corresponde a Junior Lembelembe Kalala como ganador del concurso realizado entre todos ellos, visitar la planta de producción de Grand Marnier en Cognac, Francia, así como la destilería de Bourg-Charente.

Grand Lembelembe

Ingredientes

1 oz de Grand Marnier

1 oz de Bulldog Gin

1 oz de jarabe de jengibre

1 cda de mermelada de frutos rojos

1 Naranja

 

Preparación

Macerar la naranja en el shaker, agregar dos cucharadas de mermelada de frutos rojos, el jarabe de jengibre, la ginebra y Grand Marnier. Poner hielo hasta el tope y mezclar. Verter en un vaso old fashioned escarchado con sal de jamaica.

 

 

Aunque el libro sólo será distribuido entre amigos exclusivos de la marca, la marca se posiciona como un espirituoso comprometido con el talento mexicano y los mejores sabores en la barra.