La copa Riedel única en su clase para beber tequila

Por: Manuel Yáñez

Esta creación de la prestigiada casa Riedel tardó un par de años ser desarrollada. Aunque no fue tarea fácil, la compañía austríaca se ha especializado en diseñar copas de cristal que alzan los aromas y los sabores de los espirituosos, vinos y licores.

Esta copa, en sus inicios, no parecía haber llegado en el mejor momento para la industria tequilera. Pero el gran diseño de este novedoso producto logró poner al tequila en la mente de todos. Y con ello se expone seriamente la apreciación del propio tequila.

La copa tequilera Riedel posee un tallo largo y una forma sencilla y elegante. Fue seleccionada entre múltiples prototipos de copas propuestas por Georg Riedel en Guadalajara. Francisco J. González, presidente de la Camara Nacional de la Industria Tequilera viajó a la ciudad de Kulfstein en Austria para la cata final que definiría al prototipo ganador entre doce finalistas. La selección fue unánime.

Probablemente se estén preguntando ¿Por qué una copa tequilera? Ya tenemos al famosísimo caballito. Bueno, el tequila, como cualquier otra bebida natural tiene ciertas particularidades y riquezas en su contenido que un caballito de vidrio o cerámica no logran expresar al máximo.

Gerog Riedel sabía que el caballito no se podía sustituir, este no es el propósito de la copa tequilera, el objetivo es la exploración de los sabores y los aromas que presenta el tequila.

Está de más decir que sería inútil utilizar esta copa tequilera para disgustar de un tequila blanco de 105 pesos, pero sí sería una herramienta fundamental para la degustación de un tequila que reposa durante tres años en barrica como el Don Julio Real.

Sí, a simple vista parece una copa más propia para vino dulce que para tequila pero para quienes conocemos la tecnología de Riedel resulta un lujo que deseamos poseer.

 

Fuente:
Calderón, C. (2002). La copa Riedel para tequila. septiembre 13, 2017, de Crónica Sitio web: http://www.cronica.com.mx/notas/2002/10152.html