El maridaje más dulce

Por: Hilda Delgadillo

Estuvimos en el Hotel Carlota para disfrutar de un espléndido maridaje dulce con los single malt de The Glenlivet, un whisky ideal para acompañarlo con postres.

El primer tiempo lo degustamos con el integrante más reciente de la familia: The Glenlivet Founder’s Reserve, un whisky que se embotella cuando ha alcanzado su punto de maduración y sabor idóneo. Sus notas son afrutadas e imperan el sabor a naranja, pera y manzana caramelizada.

Cata Glenlivet Carlota 01

Comenzamos con una presentación muy versátil: una paleta de mandarina y chocolate que al maridarla con The Glenlivet Founder’s Reserve se realza el sabor cítrico del postre gracias a las notas afrutadas del whisky. Continuamos con una preparación de manzana con mantequilla y caramelo tostado al fuego que se complementa a la perfección con Founder`s Reserve.

Cata Glenlivet Carlota 07Cata Glenlivet Carlota 08

Seguimos nuestro maridaje con The Glenlivet 15, un whisky cremoso con notas a mantequilla en nariz. Su sabor es más intenso aunque en paladar continúan los sabores afrutados. Este single malt se madura en barricas de roble francés que ayudan a intensificar sus notas de almendras y especias.

Cata Glenlivet Carlota 02

Lo maridamos con un postre de plátano confitado en mantequilla, canela y chocolate oscuro, en el que se resaltan las notas de madera presente en el whisky, mismas que se llevan bien con el dulce de la fruta y contrasta con el amargor del chocolate. Continuamos con un financier con helado de mango y cardamomo. Este pastelillo francés resalta las notas de mantequilla y almendras presentes en el destilado. Y se complementa con las notas frutales y especiadas del helado.

Cata Glenlivet Carlota 09

Y en la fase final degustamos The Glenlivet 18, un single malt de color dorado profundo, con aromas a frutas y caramelo. En el paladar es afrutado pero con notas a especias. Este whisky se añeja en barricas de roble europeo y americano que brindan un sabor final a uva pasa.

Cata Glenlivet Carlota 06

Se maridó con arroz con leche sabor vainilla y flor de azahar, ingredientes dulces que acompañaron perfecto con este single malt por el sabor de uva pasa. Y para terminar con broche de oro, degustamos un bombón de chocolate con leche, caramelo y maracuyá que fue la sensación cremosa que contrastó con el dulzor y el whisky.

Cata Glenlivet Carlota 11Cata Glenlivet Carlota 12