Cocina mexicana y ron caribeño

hacienda los morales

Por Hilda Delgadillo e Ingrid Cubas
Foto: Miguel Ángel Manrique y Nancy Granados

Este destilado, uno de los más antiguos del mundo, es ideal para acompañar a nuestra gastronomía. Nos fuimos a la clásica Hacienda de los Morales para realizar un maridaje de contraste con una gran diversidad de rones caribeños y deliciosos platillos.

Carnitas de pato con Ron Zacapa 23

Calidad y lujo en un platillo

Empezamos con el plato insignia de La Hacienda, unas carnitas de pato maridadas con la joya de la corona: un Ron Zacapa 23 años. Conocido como la miel virgen de caña, éste tiene un sabor dulce muy parecido al piloncillo. Las carnitas se preparan con una de las recetas propias del lugar. Su elaboración consiste en una cocción en horno por tres horas; una vez que el pato está cocido, se deshuesa y se pica. Posteriormente, con la misma grasa en donde se cocinó, se fríe la carne. Lo maridamos con un trago derecho de Ron Zacapa 23 acompañado de una ramita de regaliz que por una parte brinda un sabor anisado y por otro, un sabor herbal que le da el toque de frescura. Se sirve con un par de hielos y un twist de toronja, lo que le proporciona al trago un perfume sensacional.

Carpaccio de pulpo con Ron Collins
La entrada refrescante

En este platillo, la frescura se hace presente con las finas capas del pulpo, las alcaparras y las papas. Puede maridarse con un ron Collins preparado con Ron Bacardí 8 años y una rama de romero. Se utiliza limón amarillo porque tiene un perfume más agradable que el del limón verde, además de un poco de jarabe natural. Normalmente se sirve con una base de ginebra, pero aquí se utilizó con ron para que la sensación fuera más agradable. Así, el maridaje con estos elementos resalta el sabor de la proteína.

pulpo

Filete de atún con Mai Tai
Proteína explosiva

La pieza sellada es presentada con varias verduras asadas, principalmente calabacitas, zanahorias y pimientos que proporcionan su dulzor y equilibran el sabor fuerte de la proteína. Fue maridado con un clásico que ha ido desapareciendo, ya que la gente no lo pide y no lo reconoce tanto: el Mai Tai. Es un trago fresco elaborado con ron Atlántico Private Cask, considerado como una de las grandes selecciones. Tiene 18 años de añejamiento y es servido en la forma más tradicional: en las rocas, pero con unas rodajas de pepino y limón amarillo que ayudan a darle frescura. Definitivamente, un maridaje de contraste.

atun mai tai

Puntas de filete al albañil con Bull
Tradición casera

Este platillo se elabora con la tradicional receta. Lleva una salsa de tomate bien sazonada y la carne se cuece perfectamente para tener un sabor único y casero. Va acompañados con frijoles refritos negros y tortillas recién hechas. Hace un maridaje perfecto con un Ron Havana 7 años, con limón real y cerveza Cucapá Chupacabras. Se sirve con rodajas de pepino y hielo.

puntas de filete al albañil apasionado

Chiles rellenos de queso y picadillo con Jade Martini
Una nueva receta creada para un maridaje fresco

En la Hacienda estos chiles se sirven capeados con una salsa de tomate muy al estilo casero. Se maridan con una propuesta diferente: un jade de Martini preparado con un Appleton Estate, Ron de Coco Malibú y licor de melón que perfuma de manera muy agradable que se sirve en una martinera. Es un trago muy clásico que se adorna con una uva sin piel que resalta los colores de la copa.

chiles rellenos apasionado

Rodrigo Flores
Chef Ejecutivo

Con más de 30 años de servicio en La Hacienda, cuenta con una gran experiencia en diferentes festivales internacionales de gastronomía.

Jairo Melchor Gómez
Sommelier

El experto nos comentó que el ron está tomando fuerza poco a poco en el gusto de la gente, aunque ya no se consume como anteriormente, es decir, con la clásica Cuba Libre con refresco de cola o agua mineral. Hoy en día la gente lo pide en cocteles.