Té del Cascanueces en el Glass House Café

El ritual de la hora del té varía según la cultura y temporada en que se realice, la mayoría de las veces tenemos que ir a Oriente para poder presenciar alguna de estas ceremonias pero por fortuna, el Glass House Café dentro del hotel St. Regis de la CDMX ofrece esta experiencia para deleite de sus visitantes, quienes además, quedan fascinados por la temática de temporada que el café presenta en torno al Cascanueces.

 

Por Ingrid Cubas @ingrid_cb

 

La historia de El Cascanueces

Siendo considerado uno de los cuentos clásicos de Navidad, el Cascanueces se hizo famoso al ser llevado a los teatros en forma de ballet clásico tras haber realizado una adaptación de “El Cascanueces y el Rey de los ratones” escrito por Ernest Theodor Amadeus Hoffman. En este acercamiento a los escenarios, Marius Petipa y Lev Ivanov estuvieron a cargo de la coreografía, mientras que Piotr Ilich Chaikovski compuso las piezas musicales que daban pie a los dos actos del ballet, pasando a la historia entre sus composiciones más memorables. Esta historia que ocurre en la noche de Navidad cuando Clara y su hermano Fritz reciben regalos del señor Drosselmeyer hace notable la emoción de Clara al recibir un Cascanueces; Fritz, celoso, se lo arrebata y le rompe una pierna, dejándolo desvalido. Por la noche, mientras todos duermen el árbol de navidad en la sala aumenta de tamaño al igual que los objetos en la habitación, haciendo que los ratones y el propio Cascanueces tengan el tamaño de personas ordinarias, dando pie a una pelea a muerte entre el Cascanueces y el rey de los ratones. Tras su victoria, el Cascanueces lleva a Clara por tierras de fantasía donde el hada de azúcar y otros seres bailan para sorprender a los invitados, hasta que transcurre la noche y se alejan en un trineo para que al despertar, Clara encuentre al Cascanueces convertido en una persona de carne y hueso en la propia juguetería de Drosselmeyer.

El Cascanueces en el Glass House Café

Inspirados por la temporada y la importancia de esta danza en la época navideña, el Glass House ofrecerá desde 1 de diciembre y hasta el 15 de enero la hora del té con temática de El Cascanueces, para que además de disfrutar los deliciosos postres de la chef Paulina Abascal entre los que se encuentran galletas y pasteles con forma de El Cascanueces, el Rey ratón y otros personajes de la historia, se saboree alguno de los tés cuidadosamente seleccionados de Dammann Frerès entre los que destacan opciones como Jardin du Luxembourg, Vanille, Macaron Mangue Jasmin y Quatre Fruits Rouges, en un ambiente de fantasía, magia y tranquilidad apacible.

Considerando que la práctica de tomar el té por las tardes inició a mediados de 1800 cuando la Duquesa de Bedford solía tener invitadas cercanas para compartir té, scones y sándwiches de jitomate, salmón y queso crema a las cinco de la tarde haciendo un verdadero despliegue de atenciones que lo hacían lucir como toda una gala, el Glass House Café pone en práctica este ritual en memoria de la dama en cuestión, pues se trata de la madre del Coronel John Jacob Astor IV, fundador de St. Regis.

De forma cotidiana, el Glass House Café es perfecto para descansar y disfrutar la vista hacia la Diana Cazadora al mismo tiempo que se degusta alguna baguette artesanal de Chorizo Vela y Roast Beef; o bien, una chapata de Proscuitto, Jamón de Pavo y Pollo Crujiente, entre otras delicias. Para reservaciones, es posible llamar al (55). 5228 1818 o enviar un correo a mexico.city@stregis.com