Martini presente en la Fórmula Uno

Italia es uno de los países más reconocidos por su producción de vinos en el mundo, pues además de tener distintos tipos de uvas, cuentan con casa de gran tradición como Martini cuya historia se remonta a 1863 cuando Alessandro Martini y Luigi Rossi se dedicaban a seleccionar agentes botánicos en Turín.

 

Por Ingrid Cubas @ingrid_cb

 

Después de 150 años que el primer primer Vermouth de Martini fuera lanzado al mercado, la marca ha ido abarcando cada vez un mayor mercado y ofreciendo distintas posibilidades de vinos espumosos a sus clientes. Además de formar parte del portafolio de Bacardi en el mundo, llevan más de 40 años participando de forma activa en carreras de autos con Williams Racing ya que los primos Rossi de Montelera, que eran parientes de Luigi Rossi, se adentraron en esta actividad cargada de adrenalina y en 1925 se asociaron al Gran Premio de Ciclismo en Turín. Pasaron 30 años para que naciera el Martini International Club y se comenzaran a perfilar como una de las marcas más visibles en distintas competencias de velocidad, siendo la Fórmula 1 aquella con la que más se les relaciona al impulsar Mondo Martini.

Siguiendo esta tradición, convirtieron la terraza del restaurante Puntarena Virreyes en un espacio dedicado a los vinos espumosos de la marca donde los asistentes se acercaban a los orígenes de sus productos con maridajes de la casa seleccionados por el Sommelier José Luis Umaña quien fue relatando las propiedades de Piamonte y Véneto y su efecto geográfico sobre las uvas para obtener productos de tanta calidad como los que ofrece Martini desde sus inicios.

Martini Prosecco con aromas cítricos y frescos resulta el aperitivo ideal. Aunque se trata de un vino espumoso seco, presenta notas de manzana y durazno. Las uvas con las que se elabora son 100% Glera de Veneto y Fruli. El platillo con el que se realizó el maridaje era un ceviche de pescado con aguacate y jugo de limón.

Martini Rosé nos remite de forma inmediata a frutos rojos como fresas y frambuesas desde el momento en que apreciamos su color, al entrar en contacto con el paladar se traduce en sabores dulces sin llegar a empalagar al estar conformado  por una mezcla de uvas Moscato, Glera y Brachetto. Lo maridamos con camarones y especias sobre pan brioche y aderezo.

Martini Asti es aún más dulce que los anteriores sin perder la frescura característica de la marca. Se elabora a partir de uvas 100% Moscato Bianco de sabor perfumado y notas de durazno que resultan más evidentes en este caso, el maridaje se trató de una tarta de crema con duraznos sobre corteza.

En todos los casos resultaba evidente la calidad del vino cuyas burbujas minúsculas suben en hileras dejaban la sensación de efervescencia en el paladar. Además, los asistentes degustaron los cocteles burbujeantes de la casa, cuyas notas de distinción iban perfecto con la elegancia de la Fórmula 1 en nuestro país. Uno de los tips del experto José Luis Umaña consiste en vigilar la temperatura a la que se sirve el vino, procurando que no esté muy frío ni al tiempo para que se puedan apreciar todas las notas olfativas y gustativas que lo integran.