Bebidas protagónicas de nuestras Fiestas Patrias

 

Por: Manuel Yáñez

Existen dos bebidas muy importantes que jamás pueden faltar en alguna fiesta o reunión en una casa mexicana: el tequila y la cerveza. Definitivamente las fiestas patrias no son la excepción.

Estas dos bebidas se han convertido, a travez de su larga historia, en tragos emblemáticos de la tradición mexicana. En el 2012, la GfK, compañía de investigación de mercado de origen alemán, realizó un análisis de bebidas alcohólicas, se publicó un estudio que indica que la cerveza es la bebida que los consumidores prefieren para dar el Grito del 15 de septiembre.

La brecha entre estas dos bebidas no es muy grande, en el estudio publicado se observa que el 59% de los encuestados piden ese día cerveza, mientras que el 41% se indicó su preferencia por el Tequila.

Hay detalles muy interesantes sobre la historia de estas bebidas que va más allá de la pura fiesta. La cerveza conoció a nuestro país con la llegada de los españoles, se marca la creación de las primeras cervecerías 20 años después de la caída de Tenochtitlán. Todo era importado. Durante la independencia de México se empezaron a discutir permisos, derechos y obligaciones para los fabricantes nacionales de cerveza. Podemos agradecerle a nuestra independencia por cervezas 100% mexicanas.

Con las fiestas patrias tan cerca, es importante definir qué cerveza va mejor con cuál platillo. La clave, claro, es que esté bien fría. La cerveza clara es conocida por su sabor ligero, una buena carne roja viste bien con una cerveza oscura. Para los antojitos mexicanos, de pambazos y tostadas, a mole y chiles en nogada, prueba cervezas artesanales 100% mexicanas, hay demasiadas marcas para nombrar solo una.

México es un país alegre y festivo. Entre las cosas que definen nuestra celebración patria están: el papel picado, dulces tradicionales, comida picante, cualquier cosa con limón y los colores vivos en la decoración, y claro, el tequila que tiene un lugar en la mesa tan importante como el del pozole.