Tatuajes de bartenders: Jorge Hernández

A Jorge Hernández siempre le impactó ver a los bartenders dirigiendo un buen bar, soñaba con convertirse en uno de ellos porque reconocía en cada uno cierta visión de 360 grados con los que están al pendiente de todo cuanto ocurre en el lugar; claro está que para ello, deben ser buenos líderes y mantener buena actitud ante las adversidades.

 

Por Ingrid Cubas @ingrid_cb, Fotografías de Nancy Granados @nanmorada

 

Viendo esta serie de habilidades que se requerían desarrollar, no dudó en que deseaba enormemente dedicarse a esta rama y con el tiempo llegó a tomar muchos cursos e hizo una licenciatura en gastronomía, misma que hoy en día le sirve como respaldo para crear mezclas de ingredientes en sus cocteles; sin embargo, considera que sigue aprendiendo de todos sus compañeros, pues ha pasado por las barras de Limantour, Puebla 109, Mezontle y Jules Basement.

Con más de 9 años en esta industria, Jorge se demuestra como un orgulloso embajador de The London No. 1. y reconoce que ser bartender es meramente un estilo de vida en el que los tatuajes cada vez toman mayor importancia. Fue así como eligió tatuar un shaker sobre su brazo, optó por tener esta herramienta en primer lugar ya que es la que resulta indispensable para realizar cualquier mezcla; dicho shaker se ve inmerso en manchas de color que parecen salpicar cuanto se encuentra alrededor, sobre estas, Jorge asegura que se tratan de la representación de las otras partes de su vida que se mantienen en sintonía con la coctelería.

Más adelante planea seguir escribiendo su historia en distintas áreas de sus brazos en Baal 44 donde Nathan Nahui ha dado rienda suelta a su creatividad para crear algo afín a lo que Jorge imagina.