Karina Sánchez, Embajadora Global de Tequila Hornitos

***

Contrario a lo que uno podría pensar, en la industria del tequila la mujer tiene muchas oportunidades de crecimiento. Karina ocupa un puesto importante y se siente orgullosa de la marca que representa, de sus raíces y de esta bebida.

Empezó a trabajar en Tequila Casa Sauza como guía de turistas. Se encargaba de explicarle a los visitantes de la Quinta todo lo relacionado con el tequila, llevarlos por la fábrica para que conocieran cada una de las etapas del proceso y finalizar con una cata en la que se aprende a reconocer aromas, texturas y sabores de las variedades de este destilado.

Ahora Karina es la embajadora global de la marca y su misión es dar a conocer al mayor número de personas por qué Hornitos es una de las etiquetas más consumidas en el mundo, y cómo su innovación ha marcado un antes y un después en la manera en que bebemos este destilado.

El tequila nació, no se sabe bien si en el municipio que lleva su nombre o en el vecino Amatitán, antiguamente toda la región era conocida como Zona Valles y el agave weber azul crecía por todos lados. El destilado recibía el nombre de vino mezcal de Tequila hasta que Cenobio Sauza, fundador de la destilería La Antigua Cruz, dejó sólo el nombre de la comunidad donde se producía.

Desde entonces, ésta ha sido una de las marcas más consumidas en México, aun antes de que el tequila se convirtiera en la bebida Premium que es hoy, cuando lo consumían las clases populares y nadie pensaba que pudiera alcanzar notas tan altas de calidad como las que actualmente es posible reconocer en varias etiquetas.

Karina recuerda a su abuelo, un músico bohemio, bebiendo tequila mientras a afinaba las cuerdas de su guitarra con sus amigos. Habiendo nacido en Guadalajara, todo lo que respiraba era tequila.

“A raíz del gusto que mi abuelo tenía por el tequila Hornitos, yo empecé a ubicar la marca, pero no fue sino hasta que entré a la Universidad que tuve mi primera experiencia con el tequila aún sin saber diferenciar las notas”, comenta.

Gracias a su cargo, Karina tiene la oportunidad de educar a miles de consumidores sobre los errores más comunes que cometemos al beber este destilado.

Lee el artículo completo en nuestra versión impresa.

***