Cerezas para maridar

Los frutos rojos son perfectos para acompañar con un buen vino, no sólo porque el sabor marida perfecto con varias opciones, sino porque representan una manera deliciosa y poco complicada de acompañar una plática o reunión.

Este verano, uno de los sabores que conquista y cautiva los paladares más exigentes, se encuentra en las cerezas frescas. Por su versatilidad y sabor, este fruto tiene un lugar especial en el gusto de los amantes del vino.

1

La temporada de cerezas frescas inició en junio y termina en agosto,  y además de casar muy bien con bebidas, tienen muchas propiedades nutricionales. Sirven también para prevenir la hipertensión, la inflamación, el dolor por artritis y a contrarrestar los problemas vasculares.

Los Agricultores de Cerezas del Noroeste invitan a incluir esta fruta en su dieta, ya que además de los beneficios mencionados; una ración de cerezas frescas contiene sólo 87 calorías, 22 gramos de carbohidratos, 1 gramo de proteína y 3 gramos de fibra. Sin duda, representan un alimento perfecto para tomar con un espumoso, un tinto o un vino blanco.

43