DOS CASAS

Por Hilda Delgadillo

De ser una casa familiar de descanso, se convirtió en el primer hotel de diseño contemporáneo en San Miguel de Allende. Más que un hotel, es una casa llena de buen gusto, confort y un trato de primera.

Inicialmente se trataba de una casa colonial de descanso familiar. Posteriormente, con la compra de otra vivienda adjunta, se vuelven dos propiedades que se unieron para convertirse en Dos Casas.

Su dueño, el arquitecto y empresario Alberto Laposse, abrió sus puertas en el año 2004, con la firme idea de compartir sus gustos y sus aficiones. “Fue mi casa de fin de semana durante cuatro años. La idea de transformarla en hotel surge de los grandes momentos que pasaba en ella y decidí que otras personas tuvieran este gozo y este disfrute de los espacios que a mí me gustaban”.

Dos Casas

Dos Casas fue diseñada para que ningún cuarto sea igual a otro. Las puertas de este lugar se abren con llave como en cualquier casa. Las habitaciones son diferentes y únicas, cada una en su estilo y en su conformación de espacio. Cuentan con amplias terrazas, ideales para el descanso. Tienen además una colección importante de arte contemporáneo, porque en cada rincón, existe algo memorable, ya sea una lámpara o silla de algún diseñador.

Los huéspedes habituales de Dos Casas aprecian la belleza en la sencillez de las habitaciones, porque cuando reservan, utilizan la misma, ya que la llegan apreciar tanto, que se identifican con ella y se sienten como en su propia casa.

Fusión de arquitectura vanguardista y colonial

Dos Casas está hecha con base en muros del siglo XVIII, que se respetaron con apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia. No afectaron ni uno solo, todos los muros fueron conservados y con esos espacios antiguos generaron nuevas áreas. Una fusión de la tradicional arquitectura colonial con la vanguardia contemporánea de diseño e interiorismo.

Áperi, ganador de dos premios

Dos Casas

La esencia de Dos Casas radica en el factor humano. Quienes trabajan en él tienen el gusto de hacer lo mejor en su especialidad y les encanta compartirlo con las personas que se hospedan en él. Una muestra de ello es Áperi, que significa cocina abierta. El año pasado Travel + Leisure Gourmet Awards le concedió los premios como Mejor Restaurante Nuevo y Mejor Restaurante de Hotel. Se trata de una cocina de autor enfocada en los sentidos, donde se preparan platillos suculentos con ingredientes frescos y con la pasión que le transmite su chef principal Matteo Salas.

Él atiende personalmente, de ahí la exigencia para perfeccionar el menú: una variedad de proteínas que van desde los fríos, los calientes, los fuertes y los dulces, distribuidos en un menú degustación de siete tiempos.

Spa

A este espacio dedicado a la relajación y a lo holístico le da la bienvenida un Iris, una pieza que capta y decodifica las vibraciones imperceptibles del oído que son transformadas en música con las cuales produce beneficios curativos. Con esta obra de Ariel Guzik, un artista y músico contemporáneo, el Spa de Dos Casas destina un pleno bienestar con atención personalizada para una recuperación terapéutica y renovación espiritual de sus huéspedes.

Dos Casas

 

En total

Dos Casas se compone de 12 habitaciones (Owner’s Suite, Master Suite, Junior Suite, Deluxe Room, Departamento Privado) spa, terraza con vista a la ciudad, bar y el restaurante Áperi.

 

Dos Casas

Quebrada No. 101

San Miguel de Allende

Tel. +52 (415) 154 4073