Mineral de Pozos

Por: Sergio RamosPOZOS 45

La cúpula de la iglesia de San Pedro destaca antes de entrar a Mineral de Pozos. Sin embargo, lo primero que notas al avanzar por su calle principal es el trabajo que están haciendo los habitantes del pueblo. Las casas antiguas están en proceso de restauración, se están pintando fachadas, las calles y banquetas son restauradas y algunos vecinos abren nuevos negocios para atender a los turistas.

En 2012, a este pueblo perteneciente al municipio de San Luis de la Paz, al noreste de Guanajuato, se le nombró pueblo mágico. Desde entonces empezaron a llegar recursos del gobierno federal y estatal. Con la denominación de pueblo mágico también comenzaron a llegar nuevos vecinos. Y la oferta hotelera se empezó a incrementar con propuestas que van desde el hotel modesto al tipo boutique. Al mismo tiempo, se abrían restaurantes, tiendas de artesanías y servicios de guías para conocer las atracciones en y alrededor del pueblo.

Mineral de Pozos tiene el encanto especial de los pueblos mineros abandonados durante mucho tiempo. Se dice que esta fue la ciudad más importante de la minería en el siglo XIX. Sin embargo, con el final de ese auge comenzó el despoblamiento. De ahí que al caminar por sus calles te topas con decenas casas abandonadas, muchas leyendas a la vuelta de cada equina y ruinas que se mantienen impasibles y evidencia la grandeza que en el siglo antepasado dieron los metales preciosos a esta población.

Mineral

Actualmente buena parte de la actividad gira alrededor del Jardín Juárez y la parroquia de San Pedro, una construcción del siglo XVIII que conserva retablos y pinturas originales. El jardín está rodeado de hoteles boutique, galerías de arte, tiendas de artesanía y una rústica cantina con una gran oferta de tequilas y mezcales. El Caffé D ́La Fama, ubicado tras la parroquia, es un lugar acogedor con cierto estilo francés que recuerda la época de bonanza durante el periodo minero.

Para hospedarte puedes escoger entre dos recomendaciones: Posada Las Minas y Su Casa, ambos hoteles acondicionados en casas porfiristas con unas cuantas habitaciones diseñadas cada una con una pasión por el detalle y la historia que tendrás la sensación de dormir en medio de un museo. Ambas cuentan con una cocina impecable que ofrece platillos regionales y gastronomía internacional que no le pide nada a la que puedes encontrar en San Miguel de Allende (a poco más de media hora de distancia) o en Guanajuato.

Estos hoteles están diseñados para que en efecto puedas descansar como solo la gente que vive aislada del ruido de las ciudades puede hacerlo. Cuentan con hermosos jardines entre los cuales te encuentras con un jacuzzi, hamacas y tumbonas para recostarse, cerrar los ojos y escuchar el ruido de la naturaleza sin acordarte de ningún tipo de preocupación.

IMG_4449

En los mismos hoteles puedes contratar un tour para que un guía te lleve a conocer alguna de las minas que rodean al pueblo (de hecho, es común toparse con bocas de minas a la orilla de los caminos), la hacienda de Santa Brígida y los famosos hornos de minería de los jesuitas que se instalaron aquí en el siglo XVI.

¿Cuándo es la mejor época para visitar Mineral de Pozos? En realidad no hay una temporada especial aunque hay una buena cantidad de eventos y festivales a lo largo del año, entre los que cabe mencionar el Festival de Mariachi, el Festival de Cine Independiente, el Festival de Jazz y el Festival Cultura de la Toltequidad.