Ruta máxima de regiones vitivinícolas: Valle de Guadalupe, México

guadalupe3

Crucé en contraflujo migratorio al sur hasta entrar al cálido Valle de Guadalupe en Baja California. Desde la operación de los viñedos de Santo Tomás hasta las nuevas propuestas como El Cielo y Alximia, los vinos bajacalifornianos han resaltado por sus excelentes mezclas que han conquistado el territorio azteca. Imperdible un fin de semana en la región, disfrutar de los quesos y maridar la tarde con una botella de vino deseada en reconocidos restaurantes como Corazón de Tierra o Malva.

Los inicios de la región se remontan a los años cuarenta del siglo xx, cuando los rusos molokanos comenzaron a sembrar la uva y vender el producto a la Bodega de Santo Tomás, en ese entonces una empresa del general Abelardo Rodríguez. Su impulso fue tal, que pronto su enólogo, Esteban Ferro, importó 800 mil plantas para dar seriedad a la naciente industria.

guadalupe

En los años noventa, el cultivo de vid para la producción de vino se convirtió en la principal actividad económica del Valle de Guadalupe, y por ello se le nombró como la Ruta del Vino. El resto es historia degustable en los múltiples vinos que se producen en esta importante región de Baja California. Entre las casas vinícolas más conocidas destacan: Monte Xanic, l.a. Cetto, Bodegas Santo Tomás, Barón Balché, Adobe Guadalupe y Mogor Badán.
Actualmente la región cuenta con 10 mil hectáreas dedicadas al cultivo de la vid. Operan 72 casas vitivinícolas encargadas de producir el 90% de los vinos en México. La famosa Ruta del Vino del Valle de Guadalupe se ha posicionado como uno de los destinos más atractivos a nivel nacional e internacional, especialmente durante la temporada de las Fiestas de la Vendimia, donde cada viñedo festeja la buena temporada con todos sus invitados.